En las construcciones, el acero es uno de los materiales más implementados en la realización de las edificaciones más populares. La combinación de la versatilidad y durabilidad del acero significa que es ideal tanto para estructuras residenciales o comerciales convencionales como para estructuras más especializadas como puentes. 

Para los contratistas que buscan profundizar en la construcción de edificios de acero por primera vez, principalmente se debe tener una comprensión clara de los conceptos básicos. Esto significa decidir en qué construcción de edificio de acero se va a especializar y cómo llevar a cabo el proceso.

En esta entrada podrás encontrar los principales usos de los tipos de acero disponible, cada uno va a depender de  los niveles de flexibilidad del acero, de esta manera se determinará la utilización que pueda tener.

Acero al carbono

El acero al carbono es el tipo de acero más común utilizado para la construcción de edificios y su sello distintivo es la durabilidad. No solo es capaz de soportar fuertes presiones e impactos sin grietas, sino que también es flexible y dúctil. También existe la variante de acero con bajo contenido de carbono. Esto es más fácil de manejar, pero hay que tener en cuenta la protección contra incendios, ya que se debilita a temperaturas extremadamente altas.

Acero de refuerzo

El acero de refuerzo, es utilizado para crear tensión adicional en el hormigón armado o mampostería reforzada. El acero de refuerzo está hecho de acero al carbono con crestas agregadas para un mejor anclaje en el concreto. El acero, a su vez, ayuda a mantener el hormigón en estado compresivo. Hay varios tipos de acero para barras de refuerzo disponibles, desde barras recubiertas de epoxi hasta acero al cromo y acero inoxidable. Cada uno de estos es generalmente la opción ideal para determinadas situaciones.

Acero Estructural

Los componentes del acero están hechos de una sección transversal específica, diseñada para seguir los estándares clave de composición química y propiedades mecánicas. Estos generalmente se convierten en componentes individuales como vigas en I, formas en Z y canales estructurales. Como otros componentes de acero, son increíblemente duraderos, pero se debe tener cuidado con la corrosión y el calor extremo.

 Marcos de construcción

Edificios de arco: estos edificios tienen una estructura autoportante sin columnas interiores, armaduras o vigas. Las láminas del exterior sirven como pared y techo. Generalmente se ven favorecidos por su facilidad de montaje.

Marcos rígidos de un solo tramo: estas estructuras están hechas con una viga que proporciona soporte en cada marco. El principal beneficio de esta opción es la creación de un espacio cubierto sin obstrucciones sin la necesidad de columnas interiores. Su edificio promedio de un solo tramo puede tener hasta 36. 5 metros de ancho. 

Marcos rígidos de varios tramos: utilizan vigas y pilares, al igual que la construcción de un solo tramo. Sin embargo, al implementar columnas para soporte interior, pueden proporcionar una resistencia casi ilimitada. Las columnas en estas estructuras generalmente se colocan donde sea necesario, ocultas dentro de las paredes. Esto se vuelve necesario cuando se requiere de un espacio interior más grande y las columnas no son un problema. La mayor parte de las estructuras de acero residenciales o comerciales que existen son de varios tramos por necesidad.

El proceso de construcción de edificios de acero

La fabricación de acero es el proceso de convertir las materias primas en el componente final que se traslada al lugar de trabajo. Normalmente, esto comienza con el arquitecto o cliente de un proyecto. Por lo general, proporcionarán planos de cómo debería ser la estructura final y los componentes individuales que deben realizarse. Estos pueden ir desde elementos generales hasta elementos más específicos, como vigas con un tamaño único o elementos estéticos. 

Cuando se crea cada pieza, luego se transporta al sitio de trabajo para ensamblar la estructura. Los montadores de acero tienen la tarea de seguir los planos iniciales para garantizar que los componentes estructurales de acero se coloquen y aseguren adecuadamente, a menudo hasta el último centímetro. Esto generalmente se logra a través de equipos de levantamiento pesado como grúas y herramientas de medición precisas para colocar las piezas en su lugar. En algunos casos, la fabricación se realiza en el lugar, pero generalmente es menos eficiente.

La construcción de edificios de acero es un proceso esencial pero complejo desde el punto de vista del contratista. Debe asegurarse de seguir el proceso de construcción de edificios de acero al pie de la letra. 

Esto hace que sea esencial que tenga las herramientas que necesita para reforzar su trabajo en la construcción de edificios de acero. Las herramientas financieras se asegurarán de que el costo de construcción de su edificio de acero coincida con las proyecciones. El seguimiento de empleados y equipos garantiza que su progreso coincida con su cronograma.

Esperamos que estos consejos te ayuden en la construcción de tus  próximas estructuras. Si tienes algún proyecto en mente, no dudes en contactar a GVS para hacerlo realidad y recibe toda la asesoría que necesitas.

Categorías: Blog Post

0 comentarios

Deja un comentario

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *