Una característica única del recubrimiento galvanizado es el desarrollo de capas intermetálicas resistentes a la abrasión, fuertemente unidas. La dureza de estas capas internas proporciona una resistencia a la abrasión excepcional, mientras que la capa más externa y más dúctil proporciona cierta resistencia al impacto. Los beneficios combinados de estas capas hacen que dañar el revestimiento galvanizado sea muy difícil durante el manejo brusco, el transporte, la instalación y el servicio. Por lo general, no se requieren técnicas especiales de manejo, ni aparejos / amarres específicos para manejar el acero galvanizado (los recubrimientos galvanizados pueden soportar las cadenas utilizadas durante el transporte).

A pesar de que  la galvanización tiene una durabilidad superior a otros sistemas de recubrimiento industrial, es posible dañar el recubrimiento durante la manipulación o afectar el rendimiento del recubrimiento al almacenarlo. Se pueden utilizar ciertas prácticas para minimizar o eliminar el potencial de daños en el recubrimiento. Las siguientes prácticas deben compartirse con el personal de operaciones de galvanizado, el cliente y el personal de logística para garantizar que se cumplan las expectativas con respecto a la calidad del recubrimiento:

  • Evite el apilamiento o el contacto de piezas calientes durante el enfriamiento.
  • Minimice las técnicas de perforación u otras técnicas de fabricación después de la galvanización.
  • El transporte debe realizarse en condiciones secas y bien ventiladas.
  • Durante el transporte, asegúrese de que las cargas se coloquen en la carretilla para que los artículos se puedan descargar fácilmente con una carretilla elevadora (es decir, en paletas de tamaño adecuado / clasificadas, en contenedores compatibles con carretillas elevadoras).
  • Al doblar piezas después del proceso de galvanizado, realice el doblado a velocidades más lentas; pueden producirse grietas o descamación del recubrimiento galvanizado en la curva.
  • Evite el almacenamiento en contacto con sustancias corrosivas o productos químicos.
  • Asegure el almacenamiento y el flujo de aire adecuados para evitar el desarrollo de manchas de almacenamiento húmedo. 

Se pueden requerir recomendaciones de manejo adicionales cuando el acero galvanizado es grueso, los aceros gruesos son susceptibles de desarrollar espesores de recubrimiento excesivos. A medida que el recubrimiento galvanizado crece y supera el espesor de 8-10 milésimas de pulgada, se vuelve más frágil que los recubrimientos más delgados. El revestimiento quebradizo puede desprenderse del acero cuando se golpea la pieza, como durante el transporte o el montaje en el campo. Para minimizar o eliminar la aparición de descamación en artículos con un grosor de recubrimiento excesivo, utilice las siguientes prácticas cuando sea necesario:

  • Minimice el movimiento de piezas manualmente y utilice una carretilla elevadora o use aparejos de elevación
  • Evite caídas, golpes u otras fuerzas de impacto durante la carga, manipulación o instalación.
  • Evite el uso de herramientas de impacto, especialmente para la instalación de pernos.
  • Levante artículos largos o delgados con puntos de elevación de suficiente cantidad y ubicación para evitar doblarse o inclinarse durante la suspensión

Siga las recomendaciones dadas y proteja sus piezas galvanizadas, en GVS lo ayudamos a tener todo lo que usted necesite cuando haga sus proyectos. Contáctenos.

Categorías: Blog Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *