Entre ahora y 2050, la población mundial aumentará en 2 mil millones de personas a más de 9,5 mil millones y la proporción de la población que vive en las ciudades aumentará en 10 puntos porcentuales a 68%. Estas megatendencias demográficas continuarán apuntalando el sector de edificios e infraestructura y la demanda de acero galvanizado.

Dadas estas megatendencias y el apoyo que esto requerirá de la construcción, es esencial tener en cuenta que hoy en día la operación de los edificios representa el 28% de las emisiones globales de CO2. Estas emisiones deben reducirse significativamente a medida que los edificios se conviertan en carbono operativo neto cero para 2050.

Aquí hay cuatro razones por las cuales el acero tiene su lugar en la transición hacia el cero neto:

Eficiencia energética:

El papel del acero en la eficiencia energética es su capacidad para aprovechar y transferir energía renovable. Los ejemplos incluyen los montajes de acero de los paneles solares del techo, los colectores de calor solar integrados en el techo y las pilas de energía geotérmica.

Masa térmica:

El acero puede almacenar / liberar calor rápidamente cuando sea necesario. Por ejemplo, los materiales de cambio de fase (PCM) se pueden usar en pisos, paredes o techos para capturar y almacenar energía térmica, lo que permite una temperatura ambiente constante con menos demanda de energía.

Estanqueidad:

Los paneles sándwich de acero y las ventanas contribuyen a mantener la estanqueidad de un edificio, lo que reduce las pérdidas de calor y contribuye al ahorro de energía.

Sostenibilidad:

La capacidad del acero de prefabricarse en dimensiones o módulos específicos en una fábrica significa que los componentes están disponibles en el sitio cuando sea necesario. La capacidad del acero para ser diseñado para la deconstrucción y el uso alternativo implica que el potencial para crear acero nuevo en el futuro es menos necesario. Al no ser orgánico, la capacidad del acero para reciclarse una y otra vez sin pérdida de calidad significa que en el futuro habrá menos demanda de materias primas vírgenes.

En GVS nos comprometemos con tus proyectos por eso te ofrecemos el mejor servicio y una duración del galvanizado hasta los 40 años, caminemos juntos hacia el futuro, contáctanos.

Categorías: Blog Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *