¿Conoces los tipos de galvanizado y sus ventajas?

Como sabemos, el proceso de galvanizado o galvanización se refiere al proceso químico por el cual un metal es cubierto para que el mismo posea una mayor durabilidad, ayudando igualmente a reducir costos en el mantenimiento de las estructuras.

Sin embargo, existen distintos tipos de galvanización, entre los que destacan:

Galvanizado en caliente

Su objetivo primordial es el de evitar la oxidación y corrosión en la pieza o estructura. Durante este proceso se realiza un recubrimiento de zinc el cual se une químicamente a la base de acero debido a la temperatura en la que se es trabajada (450° C).

Para el momento en que se retira la capa de acero del baño, se han formado capas superficiales de aleación zinc-hierro logrando el efecto deseado.

Galvanizado electrolítico

A diferencia del galvanizado en caliente, este método es realizado en frío. Las estructuras son recubiertas con una fina capa de zinc a través de un proceso de electrólisis con corriente continua.

Una vez finalizado el proceso de galvanizado se observa una apariencia lisa brillante y muy uniforme en la superficie.

Categorías: Blog Post